sábado, 26 noviembre 2022

Crece el contrabando de neumáticos en el Litoral

El titular de la Aduana de Concordia dijo a #TareaFina que la mayoría del contrabando viene del Norte y se detecta en las Rutas 14 y 18. "La maniobra más común es el envío de encomiendas" contó.
Laura Terenzano

Laura Terenzano

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

En tres meses, la Dirección General de Aduanas de la República Argentina secuestró más de 4500 neumáticos que se intentaron ingresar al país sin pagar aranceles.

Los caminos del contrabando en la Argentina son en su mayoría terrestres y provienen de países como Paraguay o Bolivia. Pero en el último tiempo, se empezaron a detetar intentos de contrabando en el paso fronterizo que une a las ciudades argentina de Concordia y uruguaya de Salto.

Según información oficial, entre 200 y 300 cubiertas por día se detectan en los operativos que lleva adelante la Aduana en la región Litoral.

“Hay un flujo muy grande desde el Norte por la escasez”, reconoció a #TareaFina esta mañana Germán González, titular de la Aduana Concordia.

El grueso del contrabando viene del Norte del país y se detecta en las Rutas 14 y 18. “La maniobra es el envío de encomiendas” contó el funcionario.

En el último procedimiento realizado 50 cubiertas fueron confiscadas. “Ingresan neumáticos por la ruta 14, y los pasan de a poco. Algunas vienen rodadas y otras en encomiendas” precisó.

González recordó que no está permitido el ingreso de cubiertas en el régimen de equipaje y que solo pueden ingresar al país por Aduana bajo la categoría de “incidencia de viaje” y abonando el  50% del valor del neumático declarado en el país de origen de la compra.

“Aún así, la gente nos dice que le  conviene comprarlo en Uruguay y lo paga” advirtió el funcionario que también reconoció que se incrementó el cobro de esa poliza en todos los pasos fronterizos que hay con Uruguay.

Consultado sobre el anuncio del ministro de Economía Sergio Massa sobre que la Aduana destinaría neumáticos confiscados para la producción de automóviles en el país, González explicó que el destino habitual de mercadería confiscada suele ser la destrucción, la donación, o la subasta.

En el caso de las cubiertas, en la actualidad está vigente la política de destrucción porque no cuentan con certificado de industria que permita la circulación segura.

Para que el Estado pueda destinar los neumáticos confiscados a las automotrices, según precisó González, primero debería haber una norma que modifique esa reglamentación y se le pueda dar otro destino.

Noticias relacionadas:

Concordia, Entre Ríos, Argentina

Contacto